(No One Never Enters)

9/5/07

Madreado, pero ya estoy de vuelta

Algunas fotos que tome durante mi estancia en Moscú y en la visita a Polonia. No tienen ningún orden aparente, a menos que el inconsciente esté intentando comunicarme algo.



La señorita Grigoryan. Una adolescente rusa que conoci mi última semana en Moscú. Habla un español raro, con acento mexicano perfecto (aprendido tras 10 años de vivir en México, aunque a poco de conocerla pienso que exageró un poco) y los modismos españoles que le han sido ofrecidos en las clases que ha tomado en Moscú.



El día que fue hecha ésta toma la señorita Grigoryan me invito a tomar unas fotos de un orate saltando en paracaidas desde la azotea en éste edificio. No había dormido (otra fiesta más), me sentía mal del estómago y hacía un frío cabrón que, por haber hecho un calor de 28 grados el día anterior, no pensé que fuera a hacer ese día en particular. Terminó siendo un día memorable... añadiendo las casi 4 horas que pase en ese hormiguero de proporciones descomunales conocido como metro de Moscú.



Otra vez la pinche azotea. Tomada con un gran angular.



Foto tomada en Saritsini Park. Un lindo parque que se encuentra a un costado del rio Moscú. Dentro se pueden ver iglesias, una de las cuales es la más antigua en Moscú aparte de las rodeadas por las murallas del Kremlin. El día fue interesante y la vista espectacular. Lástima que hay días en que la luz no da como para tomar buenas fotos de paisaje. Los modelos son Mariya Grigoryan y Sergio algo (¿se nota quien fue más relevante para mi?)




Otra foto del parque a un costado del rio Moscú. La gente iba a pasear y descansar en el malecón e incluso había quienes tomaban un baño en el fresco caudal del rio (¡guácala!).



Museo de un famosísimo escultor ruso cuyo nombre he olvidado y quien tiende a producir obras kitsch monumentales. Parece tener una debilidad por el mal gusto, lo único y lo abigarrado (¡ay, ay con el espiritu ruso!). Por otro lado, su obra es tan cuantiosa que hay algunas piezas formidables, pero el resto tenían a este servidor tan "hasta la madre" que prefirió no tomar fotos (¿qué clase de cabron hace una escultura en pos de Teresa de Calcuta y la enfrenta con una de La princesa de Gales?).

Nota: El dichoso escultor realizó en 1997 una escultura de Colón como regalo a españa. Es tan horrible que, con la pena, el gobierno gachupín la rechzó y ahora esa escultura adorna esplendorosamente el rio moscú, con una cabeza nueva (más chafa no se pudo ver), frente a la iglesia de cristo resucitado (ver posts anteriores).



Pequeña reunión un viernes por la madrugada, después que nos corrieran del bar por haberlo cerrado. No recuerdo que hacían estos tres sentados en el piso, pero parecían gritar "tómanos una foto"... No podía negarme.



La señorita Maria Grigoryan jugando ajedrez con un español en el parque mencionado unas fotos arriba. Si algo describe a la señorita Grigoryan es la actitud rusa detectable a 1,000,000 de kilometros de distancia.



Bilingua. Un cafe de lo mas trendy en el corazón de Moscú, cerca de la estación de metro Lubyanka, lugar donde se encontraba el temido cuartel de la KGB; actualmente oficinas del FSB.



Varsovia, Polonia; frente al palacio de ciencias y artes. Un edificio magnánimo regalado por Yusef Stalin al pueblo polaco en los tiempos comunistas.



Don Quintero posando frente al palacio real de Varsovia, en la llamada "ciudad vieja", que consta de algunas manzanas repleta de calles pequeñas y edificios medievales modernos... como lo escuchan... los nazis tenían la interesantísima costumbre de volar edificios para no dejar rastros de los antiguos inquilinos, así que arrasaron completamente con Varsovia y Cracovia, teniendo estas que ser reconstridas en su totalidad después del término de la segunda guerra mundial.



Sentado a un costado de la compuerta de entrada a la reconstruida ciudadela de Varsovia, en la llamada "Ciudad vieja".



Cielo de Agosto de cuando vivía con Helena en el sexto piso del dormitorio. La luz que proyectaba dentro del cuarto era de un color rojo ígneo equiparable solamente al trabajado juego de luces del cielo de Octubre en alguna película hollywoodense (que malas son, pero comunemente con una fotografía de "no mames").



Portada del próximo disco de "I walked on Moscow and you didn't", pronto a estrenarse este año.


Foto de mi puño en un concierto ofrecido dentro de la plaza roja por el "Día de Rusia". El cordón que ven atado a mi muñeca fue regalado por una activista rusa quien, al haberle preguntado como entrar, nos regaló el cordón (a dos amigos más y a mí) y nos invitó a pasar gratuitamente con ella. Preferimos hacernos bien pendejos porque pensamos que nos quería ligar y cinco minutos después la vimos del otro lado de la valla con su pinche grupo activista... nosotros tuvimos que sobornar a un cabrón del staff con 500 rublos para que nos dejase entrar. ¡A veces pasa, hijo mío!, ¡a veces pasa!



El mismo día. ¿Ven la masa de gente frente a la estatua de Yukov? (¡¿Que no sabes quien fue el generalísimo Yukov?!), imaginen a esa masa sedienta bajo el inclemente sol de Junio y al tirano gobierno que no los deja tomarse una chela bien fría para celebrar el 15 de septiembre en el zócalo... digo, el día de Rusia en la plaza roja. Pues bien, afortunadamente siempre habrá vivales dispuestos a venderte una lata de cerveza por una módica cantidad en el mercado negro... ¿y cómo negarte si el cabrón que te la está comprando es poli?... sólo en Rusia, amigos, sólo en Méx... Rusia, digo.



Una foto del atardecer en la bella ciudad de Krakovia. Luz de relleno con un flash speedlite 430X que es en situaciones como esta cuando comienza a desquitar su costo. Si hubiera sido otro el modelo, o si hubiera asumido una pose más convencional, la hubiera presumido sin tantas excusas como las ahora dadas.




Jorge posando frente al paredón de fusilamiento en Awschwitz. Es en esta ala donde los matarifes hacían lo suyo con los prisioneros políticos y especiales en este tristemente célebre campo de concentración.



Crematorios capaces de hacer lo suyo con el cuerpo de 1,000 cadáveres (muertos más, muertos menos) tras su jornada diaria... y eso que era nomás una chimenea.... imaginen lo que sus 5 hermanas de Auschwitz II-Birkenau podían hacer tras un día de ardua labor.



Chimenea de los crematorios en Auschwitz.



Don Quintero posando frivolamente frente a una montón con altura de 3 metros de latas de Ziklon-B; gas usado para aniquilar concentrados. Cada lata contenía tabletas con veneno suficiente para aniquilar a 500 personas.


Recinto en el sótano de la barraca #7. El lugar es tenebroso... perfecto para tomarte una foto y decirle a tus amigos- "mira cabrón, el lugar estaba que te cagabas de miedo, pero tuve los huevos de bajar solo y tomarme una foto... ¿cómo la ves?"



"Arbeit macht frei" (El trabajo libera). Me pregunto si la gente que "vivió" en el campo hubiese apreciado la ironia de un cabrón tomándose una foto en ese preciso lugar tras 5 meses de no haber trabajado.



Esta foto me causa una fuerte impresión. Imaginen que llego y grafiteo la pirámide de Keops, nadie se da cuenta y el grafiti permanece ahí hasta que 1,000 años después un arqueólogo lo encuentra y decide que, si bien su importancia es opacada por la de los hallazgos dentro de la pirámide, tiene una relevancia histórica innegable. Pues es un caso análogo el que aquí tenemos. Un tal Abancebek decidió dejar su marca en 1961 y a la fecha nadie parece haberlo notado, pero a la fecha el graffiti es casi tan viejo como la estructura misma, que fue reconstruida la década posterior al holocausto (recordemos la sana tradición nazi de destruirlo todo).




El solar donde se encuentra el paredón de fusilamiento. Se pueden ver las ventanas, ahora tapeadas, donde los condenados esperaban su turno antes de fenecer ante el estruendo de una ronda de balas. Aquí había, además, postes donde se torturaba a los prisioneros suspendiéndolos por los brazos, encontrándose estos en la espalda. La tortura del poste ocasionaba fracturas y disloques de las extremidades.



El cable de púas que, por si no bastara, estaba electrificado. Se convirtió en la opción de muchos prisioneros incapaces de tolerar las paupérrimas condiciones del campo. En el argot de los prisioneros se le llamaba "encable" a esta modalidad de suicidio.


¡Muchas fotos que intentaré complementar con muchas más!

4 comments:

Cachalote Comix said...

Hasta pronto!! ;P

Un saludo

Hederia said...

Buenas fotos. No se dice "tapiadas"? La neta me da huevita buscar el diccionario, confío en tu juicio. Se ve que aprendiste mucho en tu viaje.

Luis Carlos Herrera Favela said...

estan bien chidas tus fotos, ojala pudieras subir mas.
Te agregué como link(jaja, verdaderamente me gustaron las pics). Saludos desde Torrión.
www.luischerrera.blogspot.com

jorge choc said...

zurab tsereteli es el nombre del escultor ruso de moscú
y españa si recibió una escultura de este artista y está en marbella ... se llama el marbellero

I was not here... don't believe me!

My photo
Endroit où je combat les criminels, M, Mexico
Я хочу душ